Si te has adentrado en el mundo de los negocios digitales, casi seguro que en algún momento has escuchado algo sobre el SEO.

En este post, te voy a explicar algunos detalles que debes evitar para que tu SEO no sea espantoso.

Se que provocarán que tu SEO sea espantoso, ya que yo lo he experimentado personalmente.

Y sin más demoras, vamos a hablar sobre cómo NO hacer SEO. Pero, antes de nada, por si no sabes lo que es el SEO, te lo voy a explicar.

¿Qué es el SEO?

El SEO o Search Engine Optimization es un conjunto de técnicas que se utilizan para mejorar el posicionamiento de una web en un motor de búsqueda (generalmente Google, ya que es sin duda alguna el buscador más popular de todos).

En otras palabras. Si tu página web va sobre sopladores de hojas y quieres que aparezca en una buena posición en las búsquedas de Google cuando la gente busque cosas relacionadas con la temática, debes aplicar SEO.

Actualmente, en el SEO está cobrando muchísima importancia la opinión del usuario sobre una página frente a muchas otras cosas que son más «técnicas» por así decirlo, como el número de enlaces que apuntan a la página.

Ya que la mayor parte de usuarios no ofrecen su opinión sobre las webs que visitan, Google tiene que utilizan diferentes evidencias que le muestren si al usuario le ha resultado útil la página que ha visitado o no.

Por ejemplo, una métrica muy importante es el tiempo que ha estado dentro de la página después de haber clickado en el resultado de Google.

Como es de imaginar, si el usuario ha estado mucho tiempo, quiere decir que seguramente le ha sido útil y, por tanto, el buscador le dará un mejor posicionamiento a la hora de aparecer en el ránking de resultados.

Otra cosa a tener en cuenta es, por ejemplo, el rebote. El rebote viene siendo, a grosso modo, cuando el usuario entra en la web y automáticamente se va, sin interaccionar demasiado con la página y sin darle click a un enlace que le lleve a otra URL dentro de tu sitio web.

Como es de esperar, si un usuario está en una URL y entra en otra y luego en otra… y se queda bastante rato visitando los diferentes contenidos de tu web, quiere decir que probablemente la web sea bastante útil para el usuario, con lo que Google lo tendrá en cuenta y mejorará su posicionamiento.

Google también tiene en cuenta otras cosas como la velocidad de carga de la web y algunos otros detalles técnicos importantes que expliquen de alguna forma si la web es de buena calidad o no.

Para que el posicionamiento de una web sea bueno, tienes que tener en cuenta todos estos detalles y algunos más, pero es un mundo complicado ya que dependes de lo que le guste a la gente y, a priori, eso es algo difícil de saber.

Por eso, el SEO es una ciencia inexacta (aunque no es una ciencia, pero ya nos entendemos). Hay cosas que para algunos casos funcionan y para otros casos no, por lo que para ver si algo es efectivo o no, debemos probar y ver cuáles son los resultados.

Y aunque antes hablaba de que los enlaces externos de otras páginas a tu página están perdiendo importancia, siguen siendo igualmente importantes.

En el posicionamiento entra también una componente que es la autoridad, en otras palabras, la credibilidad que tiene la gente en tu web.

Si tu web es nueva y no tiene enlaces externos, evidentemente nadie va a tener credibilidad en ella y, por tanto, la autoridad será básicamente inexistente.

Una web con mucha autoridad, es decir, muchos enlaces externos apuntando a ella, tiene una gran credibilidad

Los mejores ejemplos son Amazon o Wikipedia, webs que evidentemente la gente conoce más que de sobra y que, por tanto, tienen mucha autoridad, no solo por enlaces si no también porque quién no sabe qué es la Wikipedia…

Ojo, que ahora también entra un problema. El hecho de que tengas un montón de enlaces externos hacia tu página no es sinónimo de autoridad y buen posicionamiento.

Hay gente que se dedica a crear lo que se denomina como «granjas de enlaces» y, de hecho, hay algunos que utilizan esas webs para ponerle enlaces a webs aleatorias (la tuya puede ser vícitma de ello), empeorando sus niveles de autoridad.

¿Por qué una granja de enlaces puede empeorar tu autoridad? Porque es básicamente una técnica de lo que se conoce como SEO Black Hat, es decir, se trata de hacer cosas «ilegales» dentro del mundo del SEO.

Es una práctica que a Google no le gusta porque implica darle autoridad artificialmente a una web que realmente no se lo merece.

Es por ello que si Google detecta algo así, perjudicará tu posicionamiento, ya que de alguna forma has estado intentando engañarle.

Y ahora vamos a lo importante… ¿qué cosas estás haciendo en el SEO que no deberías estar haciendo?

Después de esta clase express de SEO, vamos a comenzar con lo importante, ¿qué cosas no debes hacer para que tu SEO sea de calidad o, al menos, para que no sea espantoso?

No tienes una estrategia a la hora de crear los contenidos de la web.

¿Qué quiero decir con esto? No puedes empezar una web sobre una temática determinada y lanzarte a ello, ahí, a hacer textos y textos como si no hubiera un mañana.

Primero de todo tienes que pensar en lo que la gente busca en Internet, cómo lo busca y cuál es su intención buscándolo.

Te crees que delegar las tareas de creación de contenidos a redactores es pan comido y que no te tienes que preocupar de nada.

Sobre este tema hablo más en detalle en el artículo ¿Redactores sí o redactores no? Te lo discuto en base a mi experiencia.

Hay una frase por ahí que se repite constantemente… eso de «en Internet, hoy en día, el contenido es el Rey» y estoy totalmente de acuerdo.

No hay nada mejor para que una web funcione como Dios manda que hacer un contenido de calidad, que aporte valor y que contraste con lo que ya existe.

Como yo siempre me suelo centrar en la creación de webs cuando tienes un negocio y quieres darle promoción o lo que sea, voy a utilizar una vez más en ese ejemplo.

Cuando tú conoces bien el dominio sobre el que estás trabajando, el contenido que vas a hacer en una web puede ser increíble.

Pero también es muy probable que no tengas tiempo/ganas de ponerte a crear el contenido de la web, así que decides delegar esto a otra persona.

Hoy en día, existen diversas plataformas en las que se ofertan redactores que hacen este tipo de trabajos de creación de contenidos.

Yo, personalmente, recurrí a ello en algún momento, pero los resultados nunca han sido buenos.

¿Por qué? ¿Porque los redactores eran malos? NO. Es cierto que hay diferentes niveles de calidad dependiendo del redactor que selecciones, pero lo más importante es seleccionar qué textos debes hacer, con qué enfoque y todos esos detalles.

Es decir, está muy bien que lo que te escriba el redactor sea de muy buena calidad, pero tú tienes que dejarle bien claro, en caso de que quieras delegar las tareas de creación de contenidos, cómo quieres que sea el texto que deseas que te elabore.

Haces reseñas de productos con descripciones y datos que cualquier persona puede ver ya en otra página

Sobre esto también hablo en el post titulado ¿Sigue valiendo la pena hacer TSAs a 2021? Te doy mi opinión según mi experiencia.

Es algo muy típico de la gente que hace TSAs, un tipo de web que se centra en hablar sobre un tema único y cuyo objetivo final es recomendar productos y ganar dinero con afiliación de Amazon.

Lo más común, es que las reseñas de los productos sea una reescritura de lo que has visto en Amazon.

En el mejor de los casos, además, también incluirás un resumen de lo que las personas que han adquirido el producto han opinado sobre el mismo.

Pues bien, esto ya lo puede ver cualquier persona entrando directamente en la ficha del producto en Amazon. Por tanto, NO LE APORTA ABSOLUTAMENTE NADA NUEVO.

Este es uno de los primeros y más graves problemas a los que te enfrentas.

Se suele decir que cuanto más contenido mejor y, si además es de calidad, ya ni te cuento.

Cuando tomas las cosas prestadas de Amazon, no tienes demasiado de lo que hablar y ya ni te cuento si mañana llega un usuario y te pone un comentario preguntando por algún detalle adicional sobre un producto.

¡Ahí te ha pillado! No vas a saber cómo responderle y la mejor opción que puedes tomar es eliminar su comentario (pero es posible que ya hayas quedado fatal).

¿Y cuál es la recomendación para esto? Como ya discuto en el artículo sobre TSAs del que dejé enlace más arriba, hoy en día no me parece muy rentable ponerse a hacerlas como si no hubiera un mañana.

Las cosas ya no funcionan como al principio. La gente quiere contenido de verdad y, además, cuando ven el enlace de Amazon, ya no cuela.

Antes no se sabía lo que era, pero hoy en día se ve a leguas que estás intentando vender un producto en Amazon, con lo que es difícil que la gente pinche en el enlace en lugar de ir directamente a Amazon, buscar el producto y comprarlo por su cuenta.

Haces webs sobre un nicho que no te motiva ni te interesa en absoluto

¿Esto también afecta al SEO? Pues sí, porque se ve cuando una persona está escribiendo un contenido que le interesa y sobre el cual entiende un montón, frente a cuando una persona se ha metido ahí sin interesarle en absoluto.

No solo es interés, también es que conozcas del mundo en donde te estás metiendo.

Si no tienes ni idea de cómo es un soplador de hojas, para qué demonios te metes ahí, ¿no?

De hecho, es muy probable que una persona que se vaya a comprar un soplador de hojas tenga más idea que tú.

Eso se va a notar muchísimo en tu contenido, porque básicamente vas a hablar como un robot, basándote exclusivamente en lo que has visto por ahí por Internet y escupiéndolo en tu sitio web.

Hablo de este nicho por experiencia, ya que he trabajo en él y os puedo asegurar que hay muchas webs ya sobre sopladores y aspiradores de hojas que se parecen muchísimo.

De hecho, mi web (que desapareció de la faz de la Tierra hace mucho tiempo) también se parece en exceso a todas esas que menciono.

Obviamente, yo no tengo ni idea de sopladores de hojas ni me dedico a venderlo y en un momento dado me preguntaba «¿qué demonios estoy haciendo trabajando en esto?».

Si no entiendes del dominio, básicamente vas a crear una web estándar que hace poco más que recopilar la poca información que hay entre las webs que encontraste por ahí de Leroy Merlín y alguna otra sobre jardinería.

Por tanto, no te metas en un nicho que no te interesa, porque al principio vas a estar muy motivado pensando en el dinero que te vas a llevar de comisión con cada soplador de hojas y luego acabas harto porque ves que la cosa no funciona y que el contenido que estás haciendo no te gusta en absoluto.

Quieres hacer las cosas tan rápido que la web que haces es una auténtica basura

Una de las cosas más importantes a la hora de que una web funcione es que tú mismo tienes que estar contento con ella.

Es algo que, por ejemplo, yo he experimentado mucho, pero del lado opuesto.

Yo sabía perfectamente que las webs que estaba haciendo no valían para nada, porque ni siquiera yo la utilizaría para aprender sobre la temática que sea ni tampoco me leería las reseñas, puesto que no me aportan absolutamente nada.

Y esto también tiene que ver con una ley de la naturaleza que se repite constantemente.

Cuando alguien populariza algo, mucha gente empieza a copiarle y ocurre que más o menos el 10% de la gente hace algo potable mientras que el 90% hace algo de muy mala calidad.

Se ve en el mundo de las TSAs, mismamente. Romuald Fons popularizó el concepto, partiendo de la idea de que él hacía webs nicho de gran calidad.

Lo que ocurre es que muchas personas intentan copiarle y la gran mayoría son una m***.

Solo queda un pequeño porcentaje que lo hace muy bien y, de ese pequeño porcentaje, un porcentaje aun más pequeño logra webs que le dan un rendimiento de monetización enorme.

Ahora mismo, cuando vas a buscar un nicho en Internet, te das rápidamente de cuenta que ya hay miles de TSAs que hablan sobre ese nicho (quizá exagero con lo de miles, pero la verdad es que lo parece).

Sin embargo, cuando vas a mirar el contenido de cada una, te das cuenta que la gran mayoría no van a progresar, porque su contenido tiene una calidad muy baja o porque la usabilidad de la web es penosa.

Del mismo modo, es muy común ver TSAs con contenido generado automáticamente, con textos copiados o traducidos (mal traducidos, por supuesto).

Yo opino que esta gente piensa que con poner 4 palabras clave que tengan que ver con la temática ya llega, aunque el texto esté escrito como el auténtico culo.

De esta forma, copian un texto, lo traducen, lo meten ahí, mal escrito e imposible de entender (me he topado alguna vez con textos que, de verdad, eran indescifrables) y ya está.

Luego, enlaces de Amazon afiliados a saco, de esos que el plugin te pilla de forma automática y listo, ya no me tengo que preocupar más.

Francamente, me he encontrado con algunas de esas webs con un buen posicionamiento (deben ser los enlaces externos que compran o algo por el estilo), pero a esas webs les auguro un futuro nefasto, puesto que cualquier día Google las va a fulminar.

En resumen, que si vas a hacer una web, hazla bien, no copies textos y no los traduzcas automáticamente (desde el inglés puede que la cosa vaya bien, pero desde otros idiomas, quizá ya no tanto).

Eso sí, no está mal tomar ideas de webs que estén en otro idioma, pero no hagas la traducción literal.

Vamos, eso que se suele decir en los exámenes «escríbelo con tus propias palabras».

Copias literalmente a otras webs porque a esas webs les ha ido bien

Creo que una cosa que mosquea mucho a la gente es cuando entran en una web, ven que es de X manera, entran en otra web, ven que es igual, entran en otra web, vuelve a tener la misma estructura…

Eso es algo que ocurre mucho con las TSAs (siento hablar tanto de las TSAs, pero es en lo que más he trabajado).

Solo con abrir una, ya sabes de qué palo va la cosa y eso la gente lo nota.

Después de haber visto 2 ó 3, ya saben perfectamente que esa web la ha hecho una persona que no controla del nicho sobre el que está hablando y que intenta venderte productos de Amazon.

Creo que lo mejor para que una web destaque es precisamente darle un toque tuyo personal.

Es decir, la idea no es clonar otra web, es simpleme copiar algunas ideas interesantes que a otras webs les haya funcionado.

Puede darse el caso de que a ti no te funcione el tema, es completamente lógico y normal que ocurra, pero tienes que tener la capacidad de probar cosas también por tu cuenta y no ceñirte a una estructura inamovible.

Y hasta aquí el post

Espero que te haya gustado el post y te resulte útil para evitar hacer cosas que estás haciendo mal.

Como siempre, tienes toda la libertad que desees para hacer comentarios, tanto positivos como negativos sobre el contenido de este artículo y de toda la web, en general. Dime qué opinas sobre estos consejos sobre SEO y si estás de acuerdo o no, o si añadirías alguno más.

¡Nos vemos en el próximo post!

Y, si lo deseas, puedes valorar el post

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *