Quizá hayas escuchado su nombre alguna vez o quizá no… pero desde luego que, si no lo has hecho, deberías hacerlo.

Este psicólogo canadiense es, por así decirlo, como la persona que te va a responder a todas esas preguntas transcendentales que te has hecho alguna vez.

Su filosofía es una filosofía dura pero realista… extremadamente realista.

Parte de una base en la que la vida es sufrimiento y… vaya… creo que no hay una realidad más cierta que esa.

Lo suyo no son speeches motivacionales cargados de “eres un tiburón”, “eres un león”, “¡puedes con todo, vamos a por ello!”.

En parte sí, pero lo hace una manera mucho más realista, como he dicho y, sobre todo, con muchos datos científicos, hechos que nos ocurren a diario y miles de evidencias que te dejan claro que lo que dice es verdad.

¿Qué nos puede decir sobre nuestro estilo de vida?

Peterson parte de la base de la que parten muchas personas hoy en día. Vivimos en una sociedad en la que la juventud tiende mucho a la procrastinación debido a las comodidades que existen.

A menudo, debido a esto, acaba apareciendo ese constante quejarse por todo.

Con esta mentalidad, la sociedad actual tiende en gran medida al victimismo y eso hace a los individuos ser más proclives a apoyar ideologías, a menudo extremistas, sean del lado que sean.

Mucha gente ahora mismo vive un estilo de vida deprimente y carente incluso de sentido. Es frecuente que, aun sabiendo esto, la persona no quiera admitirlo.

Admitir que tienes un problema es algo duro pero muy importante para salir de una mala situación.

Ante esa mentalidad, Jordan Peterson alenta a las personas a que olviden ese victimismo y piensen que hay alternativas a pasarse el día lloriqueando.

Es por eso que mucha gente ha oído su discurso, le ha encantado y se ha enganchado a él (teniendo en cuenta, además, que es un excelente orador y cualquiera de sus charlas o clases o conferencias son extremadamente interesantes).

¿Por qué la gente se ha enganchado a su discurso?

Porque le da a la gente la idea de que tienen una esperanza en sus vidas, pero al mismo tiempo es realista y deja claro en todo momento que el camino es difícil.

Eso contrasta con muchos mentores que te dicen que todo es tan fácil como tener una mentalidad positiva y venga.

Él está constantemente recordando que eres un ser frágil y vulnerable, pero que debes enfrentarte a tus temores para poder crecer, ya que no hay otra alternativa en la lista de posibilidades.

Y eso es precisamente lo que Peterson nos puede decir de nuestro estilo de vida.

Deja de pensar en procrastinar y hacer el imbécil, asume tus responsabilidades, imponte una meta e intenta perseguirla.

Haz cosas de valor en tu vida, por el amor de Dios.

Todos vamos a acabar igual, así que tú decides qué camino quieres seleccionar.

Él deja 2 caminos muy claros

En la vida existen, principalmente, 2 caminos a seguir.

El primero es el de la satisfacción inmediata. Esto se puede ver muy bien con las drogas. Son algo que te produce una satisfacción en este momento, pero que mañana te dejará destrozado y si continúas así durante años acabarás por destrozarte.

Has sacrificado tu futuro para la satisfacción del presente más inmediato y ahora te va mal.

Podrás decir “¡qué injusta es la vida!” pero en el fondo es justa porque tú lo has querido así.

El otro camino es el de sacrificar tu presente para tener un futuro mejor.

Esta filosofía es algo que hacemos bastante a menudo y sin darnos cuenta.

Acaso… ¿por qué nos formamos? ¿Por qué ahorramos? ¿Por qué perdemos el tiempo en revisar la caldera antes de que llegue el invierno? ¿Acaso no podría preocuparme de ello cuando llegue el momento?

Estos ejemplos quedan bien claros así:

  • Si no te formas, llegará un día en el que no tengas la manera de ganarte la vida y lo vas a pasar mal por no haber sacrificado tu tiempo haciéndolo.
  • Si no ahorras cuando tienes una clara capacidad para hacerlo y te llega una crisis, será demasiado tarde para ponerte a ahorrar, porque estarás arruinado en ese momento.
  • Si no preparas la caldera para el invierno con antelación, llegará el frío y, si tienes la mala suerte de que tenga algún problema, entonces lo pasarás mal hasta que lo arregles (cosa que te podrías haber ahorrado si lo hubieras hecho mucho antes).

Evidentemente, no te puedes pasar toda tu vida sacrificando, pero tampoco puedes estar toda tu vida cayendo a la tentación de la satisfacción más inmediata.

Fijar una meta

Esta es otra de las cosas que Jordan Peterson también deja claras.

Si quieres tener una vida con significado, tienes que marcarte una meta y tienes que intentar lo que sea necesario para conseguirla.

Tienes que despedazarla en pequeños fragmentos que sean como pequeños hitos que puedes ir cumpliendo poco a poco, lo cual te irá aproximando cada vez más a ese objetivo finalista.

¡Y hasta aquí el post!

Este es un poco el resumen inicial de cómo Jordan Peterson marca un estilo de vida mucho más sano y con más sentido para nosotros.

La verdad es que este psicólogo canadiense tiene muchísimo de lo que hablar, con horas y horas de vídeos en YouTube.

Como es evidente, no cabe todo en un único artículo, pero no te preocupes porque esta sección de Estilo de Vida tendrá muchos posts sobre él abarcando, por supuesto, su fijación por las langostas y las jerarquías además del “ordena tu habitación”.

¡Hasta la próxima!

Categorías: Estilo de vida

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *