También puedes escuchar este post en formato audio

Bienvenido a un nuevo post en el que hoy vamos a hablar de si sigue valiendo la pena crear una TSA.

Antes de nada… ¿qué es una TSA?

TSA o Turbo SEO Affiliate es un tipo de web monotemática que suele tener 2 fuentes de monetización.

Como su propio nombre indica, tiene que tener, por un lado, un programa de afiliados, que generalmente es el programa de Amazon Afiliados.

Por otra parte, la segunda fuente de monetización suele ser alguna plataforma de anuncios como Google Adsense, por lo que gente estaría pagando para anunciarse en esa web.

La idea principal para monetizar la web es la que describo a continuación.

Se crea una web sobre una temática muy concreta que tenga productos en Amazon.

En la web, se recomiendan esos productos hablando un poco de ellos. Gracias a esta recomendación, por medio de enlaces de afiliados, los usuarios de la web harán click en los llamados «enlaces de afiliado» que llevarán al usuario directamente a la web de Amazon.

Esos enlaces de afiliado registran que alguien ha llegado a Amazon desde una página que está adherida al programa con lo que, si se produce una venta, entonces el afiliado se llevará una comisión.

Del mismo modo, como la web tiene visitas, los usuarios verán los anuncios publicados de Google Adsense y algunos incluso harán click en alguno en caso de que les resulten de interés.

Esto también le dará al dueño de la TSA un recurso de monetización.

Pero ahora viene la pregunta clave… ¿cómo se consiguen visitas en esta web?

Lo más complicado, para cualquier negocio en general, es conseguir clientes. En una web, pasa un poco de lo mismo.

La idea para conseguir visitas, es por medio del Search Engine Optimization (SEO).

El SEO es un conjunto de técnicas para conseguir que una página web tenga un buen posicionamiento en los motores de búsqueda, principalmente, Google.

Cuando trabajamos con una TSA, hay muchos conceptos del SEO que son explotados en gran medida.

Google otorga un buen posicionamiento a aquellos contenidos que le parezcan más relevantes, lo que a efectos prácticos viene siendo lo que le parece relevante a los usuarios.

En este sentido, una TSA es una web vertical, monotemática, que habla largo y tendido sobre un nicho concreto lo cual, a ojos del usuario, es muy relevante.

Crear una TSA es básicamente explotar esa relevancia que una web puede tener en un nicho de mercado concreto.

Si, por ejemplo, haces una web que tenga que ver exclusivamente de aspiradoras, es muy probable que no haya ninguna otra web en Internet que sea tan relevante para saber cosas de aspiradoras como la tuya y, por tanto, tendrá muy buen posicionamiento para muchas búsquedas que tengan que ver con aspiradoras.

¿Y cómo se consigue esa relevancia?

Básicamente, aportando valor al usuario aunque esto suene un poco a cliché.

Si retomamos el ejemplo previo, para que tu web de aspiradoras sea relevante tienes que proporcionarle al usuario lo que busca sobre aspiradoras, toda la información que conisderes oportuna.

Es decir, que no solo debes recomendar productos; también debes crear artículos relevantes como «¿cómo limpiar una aspiradora?», «¿cómo hacerle el mantenimiento a la aspiradora?» y cosas por el estilo.

Estos artículos muchas veces deben estar plagados de texto, pero también deberían incluir imágenes y vídeos.

En resumen, que una vez que explotas una TSA para ganar visitas por medio del SEO posicionando la web y a la gente le interesa los productos que recomiendas, hará click en los enlaces de afiliados, comprará en Amazon y tú te llevarás una comisión.

Mi experiencia con las TSAs y las conclusiones que yo hice

Yo comencé haciendo TSAs sobre múltiples temáticas, nichos muy heterogéneos: utensilios de cocina, perros, gatos, ventiladores de techo, sopladores de hojas…

Lo cierto es que los resultados que obtuve fueron extremadamente malos.

Esto se debe a diversas razones y, con gran probabilidad, muchas de ellas fueron una cuestión mía y no una cuestión de que las TSAs son un concepto malo.

Lo primero es que la recomendación de hacer una TSA es meterse en un nicho pequeño, aunque no tengas ni la más mínima idea de ese dominio en el que vas a trabajar.

Pero te encuentras con el problema de que, evidentemente, si no sabes del tema, tus contenidos van a ser básicamente lo que has visto en Internet y poco más, con lo que no vas a aportar nada nuevo.

Otra cosa también es la desmotivación que te pueden producir estas cosas.

Al principio, entras con mucha ansia a hacer proyectos, pero luego te das cuenta de que hacer una web de «manteles de mesa» no es muy motivador, porque el nicho no te agrada demasiado.

Una cuestión tiene un poco que ver con lo anterior de que no controlas del dominio.

En una TSA, cuando recomiendas productos, al final lo que hace mucha gente es tomar prestadas reseñas de Amazon de otra gente y datos que el propio Amazon ya te dice.

En otras palabras, que no le estás aportando un punto de vista crítico y detallado tuyo, si no que básicamente estás poniendo algo que cualquier persona puede mirar en Amazon si quiere saber más del producto.

Vamos, que aquello que se dice siempre de aportar algo nuevo y diferente no se cumple en absoluto.

Después de todo, la gente (y me incluyo a mí mismo en «la gente» igual que tú te incluirás también) lo que quiere es tocar un producto, probarlo, ver cómo funciona.

Evidentemente, en Internet es muy difícil que alguien pueda tocar un producto, por lo que tienes que hacer que su experiencia sea lo más próximo a ello.

Por eso es tan importante dar un punto de vista personal y crítico, tocando todos los puntos que los usuarios quieran conocer de un producto.

Por tanto, ¿sigue valiendo la pena hacer TSAs?

Bajo mi punto de vista, si quieres crear un negocio, las TSAs son un modelo de negocio bastante insostenible a lo largo del tiempo.

Es decir, hoy puede que tu web te funcione, pero es probable que mañana desaparezca de la faz de la Tierra porque Google fulmine su posicionamiento.

Además, eso que se vende de que creas la web con un poco de esfuerzo, la dejas madurar y al tiempo ya empieza a funcionar ella sola en piloto automático es bastante difícil de conseguir.

Hay que trabajar con mucho esfuerzo día tras día y en ningún caso se garantiza que los resultados que vayas a tener sean buenos.

Yo creo que con una TSA, el esfuerzo para conseguir empezar a ganar algo es inmenso y la monetización que consigues como resultado tampoco es para echar cohetes, especialmente si estamos hablando de un nicho en el que no hay demasiadas búsquedas.

Ese esfuerzo está destinado esencialmente a la creación contenidos, es decir, hacer los textos, colocar las imágenes, los vídeos…

Es decir, que para que una TSA te resulte verdaderamente rentable necesitas trabajar mucho la parte de los contenidos y esto evidentemente es una lacra si no te gusta demasiado hacerlo.

Por ello, para mí, como conclusión general, hacer TSAs ya no vale demasiado la pena si lo que pretendes es ganar mucho dinero, porque el balance entre el esfuerzo y lo que monetizas ese esfuerzo es bastante negativo.

Ahora bien, cualquier persona puede tener otro punto de vista diferente al mío porque haya hecho las cosas de forma distinta y que, por tanto, sí le haya dado unos resultados aceptables.

Bajo mi humilde opinión, ahora mismo las TSAs están muy bien para aprender a crear webs, pero poco más que eso.

Yo, gracias a las webs de este tipo, llegué a ganar algún mes como 15 € y en Google Adsense el dinero que ganaba era irrisorio.

Creo que solo hubo 2 días que rebasé los 50 céntimos. El resto de días eran, muchas veces, menos de 10 céntimos.

Por tanto, como digo, por mi experiencia, lo mejor de una TSA es aprender a hacer webs, con cosas como contratar el hosting, el dominio, la instalación del gestor de contenidos (que, por lo general, suele ser WordPress porque es la plataforma más utilizada).

Para ganar dinero, hacerte rico y esas cosas, las TSAs no me parecen buena idea.

Dicho sea y vuelvo a repetir, que si alguien tiene otra opinión y otra experiencia, es totalmente lógico.

Y esto es todo sobre las TSAs

¿Qué opinas tú de las TSAs?

¿Has experimentado con este tipo de páginas web?

¿Cuál ha sido tu experiencia? Puedes dejarme un comentario si te parece oportuno. ¡Nos vemos en el próximo post!

Categorías: Opinión

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *