Una de las dudas que a uno se le plantean cuando quiere hacer una web en la que haya una sección de blog o algo por el estilo es la siguiente: ¿debería delegar la creación de contenidos a redactores o no?

No voy a dar una conclusión global de sí o no, pero te voy a contrastar diferentes conclusiones que he extraído a lo largo del tiempo trabajando en estas cosas.

Cuidado a la hora de delegar las tareas

¿Conoces el dicho de «como en casa en ningún sitio»?

Eso es algo que puede aplicar a muchas cosas y concretamente también aplica a esta de aquí.

¿Por qué lo digo? Porque nadie va a hacer mejor lo que quieres que tú mismo.

Este es uno de los principales riesgos de delegar tareas en otras personas, especialmente si son personas de otras compañías que no conoces.

Ojo, con esto no quiero decir que delegar sea malo, solo digo que entraña unos riesgos importantes, ya que nadie se va a concienciar en hacer un trabajo para ti como lo haces tú mismo.

Eso sí, es verdad que mucha gente trabaja de forma concienzuda sea para quien sea, por eso digo que no delegar no tiene por qué ser, ni mucho menos, algo malo y que te vaya a dar malos resultados.

¿Por qué delegar las tareas?

Es posible que tengas un negocio, quieras hacerle una web por aquello de que si no te digitalizas tu negocio va a desaparecer, pero que no tengas tiempo o ganas de poner a hacerle contenido.

Una buena opción para evitar esto, evidentemente, es que lo haga otro a cambio de un intercambio económico.

Pero como siempre, a uno le invaden las dudas. ¿A quién se lo pido? ¿Cuánto me va a costar? ¿Es una buena idea? ¿Cuál va a ser la calidad de hacerlo así?

Debido a la importancia del mundo digital en estos momentos, existen alguna compañías y plataformas que se dedican a cosas como esta, la redacción de contenidos.

Yo, personalmente, he probado 3 plataformas: BuyAText, LowPost y Publisuites.

Ante la pregunta de cuál escoger, está muy bien buscar comentarios y opiniones, pero bajo mi punto de vista lo mejor que puede hacer uno es probar en las diferentes plataformas que encuentre y quedarse con aquella que más le guste.

Como siempre, la opinión de una persona puede tener sesgos. Es posible que haya tenido mala suerte a la hora de trabajar con una plataforma que generalmente es buena pero para esa persona en concreto cometió un error y eso hizo que la opinión de ese usuario sea pésima.

Mi experiencia con las plataformas de redacción de contenidos

Cada plataforma tiene su filosofía de trabajo.

Por ejemplo, plataformas como BuyAText o LowPost te ponen una tarifa por número de palabras. Incluso, lo que a veces hacen es bajar esa tarifa si pides un texto de mayor longitud.

Con estas tarifas en mente, solicitas el tipo de texto que quieres y la longitud. En la plataforma, buscarán a una persona a la que asignarle ese trabajo, lo redactará y, cuando lo tengan, te lo mandarán de vuelta.

En muchas ocasiones, si el texto no te gusta, podrás mandarlo de vuelta para que lo modifiquen y, del mismo modo, muchas plataformas no te cobran hasta que la calidad del texto no es la suficiente.

La filosofía en el caso de Publisuites es diferente. En este caso, el trabajo no es asignado a una persona por medio de la plataforma directamente.

Por así decirlo, Publisuites es como un Marketplace de redactores. Cada redactor crea un perfil en el cual expone sobre qué temas redacta y su tarifa por palabra.

Además, la plataforma permite a los usuarios poner comentarios y valoraciones, de tal forma que puedas ver si un redactor es, a priori, apto o no.

Cuando quieras pedir un texto, tienes que escoger al redactor en función de las temáticas que trate y la tarifa que tenga, plantearle lo que le quieres pedir, junto con el plazo que le das y él decidirá aceptar o rechazar esa propuesta.

Una vez que la acepte, dentro del plazo acordado, te entregará el texto y tú podrás decidir si la calidad te parece suficiente o quieres que realice algún tipo de modificación.

En todos los casos, trabajar con estas plataformas te asegura que tu dinero está a salvo.

Es decir, no es la primera vez que alguien contacta por su cuenta con un redactor, le paga y nunca recibe el trabajo que le pidió.

También puede ocurrir lo contrario, que el redactor entregue el trabajo pero nunca reciba el dinero correspondiente.

Para evitar estas cosas, las plataformas te arreglan la vida (tienes una factura, los impuestos se pagan como corresponde y tienes capacidad de reclamar).

En general, mi experiencia no ha sido mala con estas plataformas, nunca he tenido problemas.

Lo que sí te puedo decir es que debes buscar los redactores que más te gusten, porque va a haber de todo, eso te lo puedo garantizar.

Vas a tener redactores con una tarifa muy barata que escriben muy buen contenido y otros más caros que no lo hacen nada bien.

Por ello, debes siempre quedarte con lo que más te convenza.

Mis consejos a la hora de seleccionar a redactores

Una de las primeras recomendaciones que puedo dar si has decidido delegar las tareas a redactores es que, para una página web, selecciones a un redactor y solo a uno.

¿Por qué digo esto? Porque cada uno tenemos inherentemente un estilo diferente de escritura.

Obviamente, si cada texto de tu página está escrito con un estilo distinto, aquel que lo lea va a quedarse con una mala impresión del sitio web.

Así que, aunque pienses que es buena idea delegar a varios redactores para que te hagan el trabajo en paralelo, lo mejor es trabajar con uno solo al menos para cada web.

Por otra parte, está el hecho de que si una vez que metes los textos en la página esto, por así decirlo, no funciona (la página no es atractiva a los usuarios), hay que echarle la culpa a alguien y lo primero que vas a pensar es que el redactor no lo ha hecho bien.

Ten en cuenta que a la hora de hacer una web, es tan importante tanto el tipo de contenidos que quieres hacer como el enfoque que debes darle como el hecho de escribirlos bien.

Se que es una decisión difícil, porque además ahí también entra el factor de «¿de cuántas palabras deberían ser los textos que estoy pidiendo?».

Entonces, antes de pensar que el redactor está haciendo las cosas mal, piensa si tú estás haciendo las cosas bien.

Debes transmitirle bien al redactor qué es lo que necesitas para tu web, porque después de todo un redactor estará elaborando contenido para diferentes webs al mismo tiempo y es muy probable que no dedique un tiempo a entender de qué va exactamente tu web y como deseas, por tanto, enfocar el texto que va a redactar.

Por supuesto, no voy a olvidar mencionar que lo barato te puede acabar saliendo caro, así que no contrates a redactores por un precio muy bajo por el simple hecho de ahorrar aunque la calidad de los trabajos sea mejorable.

Aun así, repito e insisto en lo de probar varias opciones, porque a lo mejor un redactor muy barato hace unos textos fantásticos y un redactor muy caro hace textos de mala calidad.

Sobre todo en el caso de Publisuites, donde tú escoges el redactor que quieres, esto cobra más sentido porque, después de todo, el precio del trabajo de cada uno es una cuestión subjetiva, por lo que cada redactor va a poner la tarifa que considere oportuna, lo cual no quiere decir que sea la más correcta.

Por tanto… ¿recomendaría a delegar tareas de creación de contenidos a redactores o no?

Mi recomendación es que, si no es estrictamente necesario, no lo hagas, puesto que nadie va a saber mejor de tu negocio o de tu dominio que tú mismo.

En caso de que no te guste mucho la redacción, que no tengas tiempo o que, en todo caso, no quieras dedicárselo a eso, puede ser una buena idea, pero recuerda tener en cuenta las cosas que he mencionado.

Desgraciadamente, hasta no probarlo en la realidad, no vas a saber si delegar ha valido la pena o no así que no queda otra.

Y hasta aquí este post

Espero que te haya resultado útil a la hora de decidir si vas a seleccionar redactores o no.

También, en caso de que hayas tomado la decisión de hacerlo, espero que mis consejos te puedan ayudar.

¡Gracias por visitar la página y nos vemos en el próximo post!

Categorías: Opinión

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *